TRATAMIENTO EMBOLIA PULMONAR

La embolia pulmonar exige iniciar un tratamiento médico de manera urgente así como, probablemente, el ingreso en un hospital. La mayoría de las veces se emplean fármacos que reducirán la capacidad de coagular la sangre para evitar que el trombo se haga más grande. Son los llamados fármacos anticoagulantes. Por otra parte, en casos más graves, se emplean tratamientos para disolver el coágulo directamente. Este tipo de tratamiento se llama fibrinólisis o terapia trombolítica. En casos de extrema gravedad puede incluso intentarse extraer mediante una operación quirúrgica el trombo de los principales troncos de la arteria pulmonar, si bien es un procedimiento muy agresivo con importante riesgo para la vida. Después de superar el episodio, los pacientes tendrán que recibir tratamiento durante bastante tiempo de forma ambulatoria así como realizar controles durante meses.