Trombosis venosa y arterial

Un coágulo de sangre (trombo) se puede producir en las venas y también en las arterias. Así, se distingue entre trombosis arterial y trombosis venosa.

Si se produce en una arteria, hablamos de trombosis arterial que puede provocar, por ejemplo, que la sangre no llegue a un órgano. Esto es lo que pasa en un infarto de miocardio (ataque al corazón) cuando los coágulos se forman en las arterias coronarias.

Si un trombo se forma en una vena, hablamos de trombosis venosa. Este tipo de trombosis aparece más a menudo en las venas de las piernas y de la pelvis. En este caso, se impide que la sangre vuelva al corazón procedente de los órganos. Debido a que su importancia clínica es diferente, también se distingue entre la trombosis venosa que afecta a las venas más superficiales (trombosis venosa superficial) y la que afecta a las más profundas (trombosis venosa profunda).

Finalmente, el coágulo que se ha formado puede una parte deeste coágulo puede desplazarse hasta llegar a otro lugar (tromboembolia). La tromboembolia es más frecuente en las venas que en las arterias. La consecuencia más grave es que el trombo viaje hasta los vasos que van a los pulmones, produciendo una embolia pulmonar, también llamado tromboembolismo pulmonar.