El sistema circulatorio

Conozcamos el sistema circulatorio
El sistema circulatorio o cardiovascular es el encargado de distribuir la sangre por todo el cuerpo. Tiene dos funciones: llevar sangre rica en oxígeno y nutrientes a todos los tejidos y recoger el dióxido de carbono (CO2) y los productos de desecho para ser eliminados.

El sistema circulatorio cuenta con dos componentes principales:
-   El corazón: órgano cuya función es bombear la sangre a todo el cuerpo.
-   Arterias y venas: una red doble de vasos sanguíneos que transportan la sangre. Se conocen como el sistema arterial y el sistema venoso,

Las arterias son los vasos sanguíneos que transportan la sangre rica en nutrientes y en oxígeno desde el corazón a los tejidos gracias a los impulsos generados por los latidos del corazón.

Llamamos arteria a todo vaso que sale del corazón. Muchas de ellas reciben el nombre de la región u órgano donde llevan la sangre: arteria pulmonar, arteria hepática, arteria humeral, arteria facial, etc.

Las ramificaciones más pequeñas de arterias, se llaman arteriolas. Las arteriolas se unen a las venas a través de redes de vasos muy extensas que llamamos capilares. Posteriormente los capilares vuelven a ensancharse para formar las vénulas y venas que van aumentando progresivamente de tamaño y que conducen la sangre de vuelta al corazón.

Las venas son los vasos sanguíneos que llevan la sangre de vuelta al corazón, recogiendo el dióxido de carbono y los productos de desecho de todo el organismo.

Este vídeo muestra los principales componentes del sistema circulatorio. Para reproducir el vídeo, haga clic en la imagen.

En el interior de las venas se encuentran unas estructuras llamadas válvulas que impiden el retroceso de la sangre y favorecen su movimiento en un único sentido, de regreso al corazón. En las piernas, además de las válvulas, la contracción de los músculos que rodean las venas, así como la presión que ejerce el pie al caminar, facilitan también este retorno. de la sangre al corazón. Cuando las válvulas de las venas más superficiales se deterioran se produce lo que llamamos varices.

El sistema venoso de brazos y piernas utiliza dos redes:

  • Las venas superficiales que van a parar a las venas profundas que llevan la sangre de vuelta al corazón. Son las venas que habitualmente se pueden ver por transparencia a través de la piel. Cuando sus válvulas se deterioran se forman las varices.
  • La verdadera circulación venosa se lleva a cabo a través de las venas profundas que forman sistema venoso profundo. Estas venas están entre los músculos de brazos y piernas.

Las enfermedades de las venas, especialmente las trombosis, no tienen la misma consecuencia si afectan a las venas superficiales o a las profundas. Las que afectan a las venas profundas profundo siempre son más graves.