PREGUNTAS FRECUENTES

¿Dónde puedo pincharme?

La zona del abdomen es la habitual y preferible ya que no interviene actividad muscular. Hay zonas alternativas como son la parte lateral posterior de los brazos y la parte superior de los muslos, en la cara lateral.

¿Qué posición se recomienda para la inyección?

La posición que se recomienda es que el paciente esté tanto en decúbito supino (tumbado boca arriba) como recostado. De este modo se facilita el acceso a la zona del abdomen (tanto si es el personal de enfermería el que pincha como si uno se autoinyecta), que es la zona preferible para la inyección ya que no interviene actividad muscular y se forma más fácilmente un pliegue entre los dedos pulgar e índice antes de la inyección.

¿Se ha de frotar después de retirar la jeringa?

No, ya que aumenta el riesgo de hematomas.

¿Cómo puedo minimizar el riesgo de hematomas?

Son varias las precauciones a seguir para evitarlos:

  • Pinchar en las zonas recomendadas.
  • No sacar el aire de la aguja antes del pinchazo.
  • Introducir la aguja en la posición recomendada.
  • Inyectar y retirar la aguja lentamente.
  • No frotar la zona de punción tras retirar la aguja.
  • Presionar el punto de inyección.

¿Qué signos y síntomas son normales?

  • Leve irritación local y pasajera.
  • Pequeño hematoma en la zona de punción.

Si presenta algún otro efecto adverso, como por ejemplo sangrados no habituales, comuníquelo a su médico.

¿Qué signos y síntomas debo comunicar al médico?

Si usted presenta alguno de estos efectos adversos llame a su médico o acuda al hospital más cercano:

  • Heridas pequeñas que sangran más de 30 minutos.
  • Sangrado por nariz o encías.
  • Vómitos con sangre.
  • Heces sanguinolentas.
  • En las mujeres, reglas muy abundantes.

¿Dónde puede inyectarse la heparina de bajo peso molecular la embarazada?

La zona del abdomen en la pared antero-lateral podría ser una opción, ahora bien, cuando no sea posible, las zonas alternativas pueden ser:

  • La parte lateral y posterior de los brazos.
  • La parte superior de los muslos, en la cara lateral.

Otros aspectos a tener en cuenta

Las diferentes heparinas de bajo peso molecular no son equivalentes. y por lo tanto, no se pueden sustituir unas por otras. Se requiere, por lo tanto, especial atención y cumplimiento de las recomendaciones específicas proporcionadas por su médico en lo referente a la heparina, su dosis y pauta de administración.