Tipos de heparinas

Existen dos grandes tipos de heparina en función de su estructura química: heparina no fraccionada y heparinas de bajo peso molecular (HBPM) o también llamadas heparinas fraccionadas.

La heparina es una sustancia natural compuesta por varias moléculas grandes que poseen un efecto inhibidor de la coagulación sanguínea. Esta sustancia, en la forma en que existe en la naturaleza, se denomina heparina no fraccionada. Durante muchos años fue la opción estándar para el tratamiento y la profilaxis de la trombosis venosa. Gracias a procesos químicos que rompen la heparina no fraccionada se obtienen fragmentos más pequeños que reciben el nombre de “heparinas de bajo peso molecular”. Estas heparinas de bajo peso molecular se han convertido hoy en día en el anticoagulante de elección para la prevención y el tratamiento de la trombosis venosa.