EPIDEMIOLOGÍA

La enfermedad tromboembólica venosa (ETV) incluye en su espectro clínico tanto la trombosis venosa profunda (TVP), la superficial (TVS)  como la embolia pulmonar (EP), así como sus secuelas: síndrome postrombótico e hipertensión pulmonar.

Según estudio de Guijarro y cols. 20081, en España, entre 1999 y 2005, la ETV representó el 0,82% (0,69%-0,92%) del total de altas hospitalarias. La tasa calculada de diagnósticos para el total de altas hospitalarias en 2005 fue 103/100.000 habitantes, con una estimación de diagnósticos totales en España (hospitalizados o no) de 154/100.000. El 53% fueron embolias pulmonares (EP), con una tendencia ascendente, y el 47%, trombosis venosa profunda (TVP), con una tendencia descendente. La media de edad fue de 65 años los varones (el 51% de los casos) y 68 años las mujeres, y la incidencia aumenta exponencialmente con la edad. La media de edad en las EP fue 70 años, frente a 64 años en las TVP. La mortalidad por EP fue el 11,6%, frente al 2,3% por TVP. El 4 ‰ (3‰-4,7‰) de los hospitalizados por cualquier causa sufrieron una ETV durante su ingreso, y el 74% de los pacientes estaban ingresados por problemas médicos. Estos datos ponen de manifiesto que la ETV representa también en España un serio problema de salud -con alta morbimortalidad- cuya incidencia parece estar aumentando, particularmente en relación con afecciones médicas a pesar del mejor diagnóstico y las evidencias acumuladas en tromboprofilaxis. Por lo tanto, parece necesario intensificar el esfuerzo en mejorar tanto la identificación de los pacientes en riesgo como la aplicación de protocolos de prevención.

1.Guijarro R, Montes J, Sanromán C, Monreal M; RIETE Investigators. Venous thromboembolism in Spain. Comparison between an administrative database and the RIETE registry. Eur J Intern Med. 2008;19(6):443-6.